Centro de adicciones para mujeres

¿Te gustaría liberarte de las cadenas a las que te ata la adicción que sufres? Gen-A es un centro de adicciones para mujeres en el que podemos ayudarte a salir, a que recuperes tu vida, a que vuelvas a saber libre.

Gen-A: centro de adicciones para mujeres

En nuestro centro de adicciones para mujeres, sabemos exactamente cómo se siente una mujer adicta, independientemente de su tipo de adicción.

Si es tu caso, queremos que sepas que creemos en ti, que lucharemos a tu lado y que te acompañaremos en todo el proceso, para que salgas.

Consideramos fundamental invertir en la prevención de adicciones en mujeres, analizando cualquier pequeño detalle o signo de adicción para evitar que no vaya a más y dejarlo a tiempo. ¡No estás sola! Se puede. Pero, ¿por dónde empezar?

Prevención de adicciones en mujeres: ¿cómo?

Cuando se manifiesta una adicción, se sufre una enfermedad crónica o recurrente en el cerebro en la que se busca un consumo compulsivo de eso a lo que se es adictivo; una droga, el alcohol, el juego, etc. Y pasa a ser una enfermedad cuando se hace con el control, cuando modifica el funcionamiento del propio cerebro. 

Sin embargo, esta situación se puede prevenir. No es fácil, pero se puede conseguir. ¿Cómo? En primer lugar, eliminando o modificando los factores de riesgo y protegiendo a la persona potencialmente adicta.

También hay colegios en los que se conciencia especialmente sobre el uso de sustancias nocivas. Por lo que, es importante que exista una conversación en el ámbito educativo o familiar al respecto, alertando de lo que es malo, de sus consecuencias.

Si se invierte en la prevención, se podrá evitar que se produzca la adicción, retrasar su inicio o evitar que sea un problema para esa persona. Porque el hecho de que la persona conozca de cerca las consecuencias negativas de algo, puede hacer que le tenga miedo, que le aborrezca o no quiera ni probarlo.

¿Qué síntomas o signos muestra una mujer adicta?

Es importante aprender a identificar las señales que emite una persona adicta, en sus primeras fases de adicción o incluso en las más avanzadas. Unas primeras señales que nos llevan a la falta de control y a la dependencia.

Por lo general, se comparte una tendencia a la soledad. Las personas adictas tienden a ir alejándose poco a poco, a querer estar solas. También cambian su conducta, no son las mismas.

Si se estudia o se trabaja, se tiende a disminuir el rendimiento, lo que puede crear una alerta importante en los padres, profesores o en los compañeros de trabajo. Al mismo tiempo que se manifiesta una clara falta de interés en actividades que antes sí le gustaban.

También se duerme y se come menos. Se tiende a gastar más dinero del que se tiene y en muchos casos sin justificación alguna. Es decir, la persona adicta busca excusas, se inventa situaciones que no han ocurrido para que no desconfíen. Y, en los casos más graves, se realizan hurtos en casa o en el trabajo.

Estas son algunas de las pistas que pueden ayudarnos a reconocer a una mujer que está sufriendo una adicción independientemente de su tipo: drogas, alcohol, juego, etc. Dado que, toda adicción es mala. 

¿Se puede evitar? Digamos que, se puede hacer algo. Ante la más mínima sospecha, es importante que la familia se integre e involucre lo máximo posible. Que exista un buen ambiente de comunicación y respeto.

También ayuda el establecer lazos de afecto con amigos y familiares. Con el entorno en general, porque es más fácil conseguir que retome su vida a tiempo. Incluso sin necesidad de tratamiento.

¿Cómo saber si se necesita ingresar en un centro de adicciones para mujeres?

Ante la duda, siempre es mejor ponerse en manos de especialistas. Las personas adictas pueden determinar por autodestruirse, lo cual es verdaderamente doloroso para sus seres queridos. Por lo que, ante la más mínima sospecha, es importante hablarlo y hacer todo lo posible para ayudarla a salir.

Si se sufre de una adicción, lo importante es reconocerlo, admitirlo y empezar a trabajar pasa salir, para recuperar la vida de antes. Ponerse en manos de profesionales para iniciar un tratamiento es la opción más valiente.

Un centro de adicciones para mujeres es la mejor ayuda para ellas, para las mujeres que sufren cualquier tipo de adicción. Podrán estar no solo en manos de profesionales, sino también en grupos de apoyo, estableciendo amistad con otras mujeres que han pasado por lo mismo.

Todo ello, sin olvidar la importancia de la prevención de adicciones en mujeres desde que son jóvenes y en cualquier ámbito; familiar, educativo o social, para evitar o retrasar una posible adicción a cualquier sustancia.

Si quieres superarlo, no estás sola. Si quieres ayudar a un ser querido, estamos a tu lado. Cuenta con nosotros.  

Da el primer paso:

Si piensas que lo que lees te identifica a ti, o a alguien de tu entorno, busca un sitio específico en el trato de las adicciones. Si quieres una primera visita de valoración, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, la primera visita es gratuita, te asesoraremos de todas las opciones terapéuticas que existen para su trastorno.


Hace falta mucho valor para reconocer que tienes un problema de adicción y que necesitas ayuda. El hecho de que ahora mismo estés leyendo esto significa que tú tienes ese valor. Nuestro equipo profesional, en el que se encuentran miembros con experiencias en adicciones, estarán encantados de responder a cualquier pregunta que te surja. Estamos deseando poder ayudarte.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies