– PORQUÉ SIEMPRE HEMOS SIDO TRES –

“PORQUÉ SIMPRE HEMOS SIDO TRES”

Cuando una persona se ve afectada por problemas de adicción su relación de pareja se transforma en una relación a tres. Cohabitando juntas – tú, yo y mi adicción-, la necesidad de consumir, que para la/el adicta/a pasa por encima de todo, marca el día a día de la pareja, su intimidad y su comunicación.

Y aunque podemos hablar de diferencias en cuadros de adicción al alcohol donde al principio la/el adicta/o, pasa por consumidor social o cuadros de adicción a la cocaína dónde la ilegalidad de la droga y su elevado precio pueden llevar a muchas mentiras y a destroza económicas y del mismo modo en cuadros de ludopatía donde el límite al consumo de juego no lo pone el cuerpo y por tanto acaba representado la ruina económica de muchas parejas… En general cuando – tú, yo y mi adicción- son los miembros de la pareja, la mentira, el engaño, la manipulación, la culpa, el arrepentimiento, la agresividad, las dudas, y las miles de promesas incumplidas tiñen de negro cualquier atisbo de poder vivir una relación saludable donde emerjan y se sostengan elementos como el respeto, la admiración, la confianza, entre otros, ya que la adicción lo necesita todo, todo se lo queda, todo te lo roba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies